Ciática

¿En que Consiste?

Es el dolor que aparece a lo largo del trayecto del nervio ciático, se localiza a nivel del gluteo, parte posterior del muslo, pierna y pie. Se produce como consecuencia de la compresión o inflamación del nervio ciático. El dolor puede ser espasmódico, puede haber hormigueo, pérdida de fuerza, e incluso puede llegar a inmovilizar el miembro.

La ciática puede presentarse en forma aguda o ser un trastorno de carácter crónico con períodos de reactivación aguda. Puede tener múltiples causas, especialmente de carácter compresivo, y afectar al nervio ciático o a sus raíces. Sin embargo, la inmensa mayoría de los casos de ciática son ocasionados por la compresión de una raíz dentro del canal raquídeo, bloqueo del segmento vertebral, congestión del músculo piramidal, por hernias discales o por otras causas de naturaleza ósteo-articular como la artrosis o traumatismos.

Tratamiento

La osteopatía se encarga en este caso de liberar la raiz del nervio desbloqueando la vértebra afectada, generalmente L4 o L5 para devolver la funcionalidad al nervio y que progresivamente vaya disminuyendo su inflamación.

En el caso de que exista una protusión o hernia discal se procederá a reducir el edema discal que se produce y que en numerosos casos es el responsable de la compresión del nervio.

Si la lesión está producida por una compensación mecánica, después de haber recuperado la funcionalidad del nervio el terapéuta aconsejará una serie de ejercicios para solucionar cualquier descompensación pélvica que en un futuro pueda volver a producir la lesión.

La osteopatía está indicada en cualquier caso, incluso existiendo artrosis, hay técnicas respiratorias que se pueden aplicar a personas con edad avanzada.